D'Azúa: refleja una mirada diferente detrás de la cámara.

 

 

PRÉSTAME TUS OJOS

 

Una reflexión sobre los proyectos fotográficos "Miradas", y  "Percepciones de la mirada...Visiones..."

          D´Azua, tiene la mirada instruida para reconocer la imagen precisa con la que contar algo interesante. Ha elegido muy pronto un estilo muy personal que identifica sus fotografías y un bagaje técnico tanto en la realización de las fotos, como en su edición, para una presentación final muy ataviada de sus miradas.

 

        En estas primeras colecciones de sus obras, las reminiscencias pictóricas no dejan de aflorar y puedo citar obras como "Muchacha en la ventana" de 1925, de Salvador Dalí, "La mujer en la ventana" de David Friedrich o "Joven en su ventana" de Gustave Caillebotte. Tres ejemplos, de cómo el autor nos invita a ver y a mirar a través de sus personajes. Pero también hay evocaciones a fotógrafos como "Las señoritas de la Gran Via" de Catala Roca, o "Valparaiso" de Sergio Larraín, eso si, despojándola de toda ranciedad de otra época.

 

      Hasta aquí seria su lectura comparativa; pero ¿que hay detrás de cada foto?. Inevitablemente entre todos los factores, el que imprime mas carácter es su entorno comarcal. Difícil de ver cuando vives dentro de él, pero que da la idiosincrasia de su traza, las calles, el mobiliario urbano y las texturas del estriado asfalto, de la escabrosa pared o de los trasparentes ventanales. Sus modelos, aunque no son fotos familiares al uso, porque no representan a nadie en especial en la narrativa de sus temas, toman las riendas de una cámara subjetiva. Ya no es lo que vemos, ese descifrado es otro, es la avenencia, la afinidad que podamos compartir con los protagonistas anónimos de las imágenes.

 

      Por otro lado, el uso de un blanco y negro muy contrastado, lleno de ruidos y de sustancias grises, que hacen que las sombras se conviertan en trazos duros, perfiles abruptos de rellenos plomizos y redibujados con grafitos. Puede la ausencia de color  transportarnos a un tiempo clásico, pero en las fotos de Esteban las actualiza y las hodiernas, renovándola en un mundo muy personal.

 

      La obra fotográfica de Esteban D´Azua juega con estos recursos empáticos y técnicas singulares. Nos hace preguntarnos qué ven los personajes. No tenemos, en muchos casos, que conocer sus caras, ni sus rostros, ni sus miradas. Nos la podemos imaginar, e idealizar y sobre todo, nos la prestan.

                                                                                                                                                        Javier Navarta, Licenciado en Bellas Artes.

Recomendar esta página en: